lunes, 30 de marzo de 2009

Algo ocupado

Esta es una de las cosas que me han mantenido ocupado durante estos días.

Ya he terminado el CAP (¡bien!) y creo que con éxito, siendo una experiencia satisfactoria con los chavales portándose muy bien conmigo (vale, excepto la mayoría de 1º de la ESO, que son terribles) y entregando unos trabajos que he evaluado con mucha ilusión. No me puedo quejar, porque en las prácticas he tenido a una tutora que se ha portado muy bien conmigo y en la teoría unos profesores más que decentes. Por no hablar de unos compañeros y compañeras con los que voy a mantener el contacto.

Por otro lado, estoy con dos cómics, uno de 10 páginas (sobre maltrato, la imagen de hoy es de este) y otro de 2 (sobre el abandono de animales). Proyectos personales destinados a concursos y exposiciones y con vistas de ser publicados en formato fanzine en algún futuro más o menos lejano. Así que ahí estoy, dibujando y coloreando, tratando de mejorar con libros de anatomía, etc.

Pronto intentaré volver a la carga con alguna reseña de Watchmen, Gran Torino, Slumdog Millonaire, El Curioso Caso de Benjamin Button, El Luchador, El Lector, etc. Vamos, que se avecina un Especial Oscars 2009 con reseñas más o menos cortas, que me conozco.

Sin olvidarme de la conferencia con Chris Claremont, cortesía de los chicos de Unicómic. Qué cracks.

Saludos y como dijo el Gobernator: Volveré.

5 comentarios:

Ros Mery dijo...

Vaya tema que has elegido para elñ cómic! pero esta genial, me mola la linea de dibujo que estas llevando en estas viñetas, ovi eres grande!!!!!

Jack Ryder dijo...

No estoy tan seguro de que ese sea el caso. ¿Ha elegido Ovi realmente el tema de su comic, o el tema le ha venido ya dado? ¿Podemos, en este mundo en el que vivimos, escoger los temas que tratar? ¿O son, en realidad, los temas quienes nos escogen a nosotros? ¿Y si todo está predestinado? ¿Cómo sabemos entonces en qué punto de la Historia, con mayúsculas, deberíamos haber aceptado nuestro destino en lugar de pensar que aún disponemos de libre albedrío? ¿Cómo recobrar nuestra voluntad, el derecho a decidir el rumbo de nuestras propias vidas? ¿O acaso la vida de cada uno de nosotros no es sino un reflejo en una de las múltiples facetas del gran diamante que es en realidad el Universo? Pero si el Universo es un gran diamante, ¿de qué tamaño tiene que ser el dedo para ese anillo de compromiso? ¿Ya me toca la pastilla, enfermera? ¡Huy, mira, si hoy me la has traído azul!

Ovidio dijo...

Dios mío Jack, ¡no me ahuyentes a la gente, por Odín! XD

Pobre Ros Mery, va a acabar loca. XD

Pater dijo...

me mola! tiene un aire a Beroy en esos rostros que simpatiza con mis gustos
y el color me gusta ;)

saludos!

Ovidio dijo...

Muchas gracias Pater. :D

Eres el segundo que me dice lo de Beroy, y yo ni lo conocía. Voy a investigar sobre su obra.