jueves, 7 de agosto de 2008

Rememorando las fiestas

Pues eso, ya hace una semana desde empezaron las fiestas y aunque llegó un momento en que casi deseaba que se acabaran (desgaste físico, ganas de hacer otras cosas...), ahora resulta que las echo mucho de menos. A ver qué tal el año que viene.

Por otro lado, ayer vi Wall-E, la nueva de Pixar, y va a callar muchas bocas de todos aquellos que digan que la animación es para niños. Y no, no lo digo porque la película enseñe tetas, sangre y todas esas cosillas que se consideran de adultos pero que luego todo nene de 10 años palante se sabe de memoria. Lo digo por el trasfondo y el mensaje que tiene la película, más allá de la relación entre dos robots que es realmente tierna y encima no se hace ñoña en ningún momento, todo un logro. Cine con mayúsculas, muy recomendable.