viernes, 31 de diciembre de 2010

Año nuevo, cómics nuevos - Hastío de Marvel y DC

Empiezo a ver que por internet empieza a existir cierta tendencia a la hora de hablar de las dos grandes: Marvel y DC. La gente parece cansada de las franquicias de siempre y se está retirando a favor de las editoriales más pequeñas o a las líneas más personales al estilo Icon o Vértigo.

¿A qué puede deberse esto? Hay varias teorías que he ido reuniendo a partir de los posts leídos en varios blogs:

1 - Los cómics de superhéroes son repetitivos, no malos pero sí poco atractivos en cuanto a premisas manidas y muy mal aprovechadas. Esto es un mal especialmente para gente con mucho bagaje y mucho leído a lo largo de los años. Las historias tienden a repetirse, los personajes tienden a actuar exactamente igual que siempre, éstos no cambian y no pueden hacerlo debido a varios motivos comerciales. Especialmente sangrante en el caso de los iconos.

2 - Hay demasiados cómics sobre un mismo personaje. Esto ocurre sobre todo con Superman, Batman y Spider-man. Los Vengadores y los X-men también podrían unirse a la ecuación. Todas aquellas series de éxito sufren de tie-ins diversos y varios títulos de diferentes tonos y diferentes autores, pero el completismo de algunos fans acaban por cansarlos y hastiarlos hasta el punto en que no quieren saber nada sobre un mismo personaje. Es cierto que así hay más para elegir, pero también perjudica a la hora de que algún autor quiera hacer algún cambio trascendental en el status quo de algún personaje, no se puede hacer o queda muy forzado cuantas más colecciones o apariciones en otras tenga el susodicho.

3 - Los crossovers lastran las colecciones y obligan al lector a seguir algunas que no desea. Independientemente de cómo sea el crossover (que si de una miniserie con tie-ins, que suceda de una colección a otra, que sea sólo un cruce con diferentes autores de la colección...) lo cierto es que hay demasiados en muy poco tiempo, y sobre todo los editores pecan de ser demasiado ingeniosos a la hora de querer sacar dinero. Los hay muy acertados y los hay que son basura sacacuartos sin defensa posible, pero todos tienen algo en común: Interrumpen etapas. Y esto último es importante, porque a la hora de la verdad queda demostrado que el lector actual es más estricto que antes en cuanto al seguimiento de ciertos autores que, sin embargo, se ven obligados a interrumpir sus planes en una serie sólo porque el editor ha decidido que debe seguir las directrices de cualquier otro autor.

4 - El lector de superhéroes de siempre ha perdido por completo la sensación de credulidad. Esto se lleva desde los años 90, qué duda cabe, está claro que "todo cambia para seguir igual" y sólo algún que otro detalle acaba siendo realmente trascendente en alguna serie. Pero por desgracia, ya nadie se cree la muerte de ningún personaje, ni tampoco ningún cambio de status quo, de uniforme, de poderes, de identidad, ni nada de nada. Todo el mundo sabe que todo cambio está destinado a perderse en el futuro, esto es así y hay que aceptarlo como parte del "juego", pero es un "juego" que al final acaba cansando.

5 - La grapa es un formato en peligro de extinción. Esta frase ya se viene diciendo desde hace muchos años y lo cierto es que hay más grapa que nunca. Pero ahora entra en juego el recopilatorio, y hay muchas series nuevas que son sacadas directamente en tomo. Se nota cierta tendencia a la hora de valorar el cómic como un medio mucho más elegante de lo que parece a simple vista, más cerca de la novela y menos de la revista semanal de ocio de usar y tirar. Esto provoca que existan ciertas colecciones o etapas que merece la pena comprar en formatos más caros pero también más agradecidos. Y lo cierto es que las mejores series son las que se publican en estos formatos.

6 - Existe una gran variedad ahí fuera que merece mucho la pena explorar. Esta sería la parte que más me atañe a mí, personalmente. Y es que me doy cuenta de que no entiendo por qué tengo que estar con los cómics de siempre cuando resulta que hay tantos otros que me "llenan" mucho más y que además son conclusivos, cosa que me incita a ver cómo acabará todo y de qué forma. Por otro lado, también son cómics de autor, por lo que las versiones de los personajes y su propio entorno mantienen cierta coherencia e intencionalidad que, con series más longevas y que pasan por más manos, no logran mantener de ninguna forma. Aparte, los otros géneros están mucho menos estancados e invitan a ser descubiertos, pese a que no ser demasiado originales si se tiene en cuenta que están extraídos de otras artes como el cine o la literatura.

Estas son varias de las teorías que hay. ¿Cuáles pondríais vosotros? ¿Estáis de acuerdo con estas? Opinad y pasad un feliz año 2011.

5 comentarios:

Fran G. Lara dijo...

Básicamente creo que es una cuestión de edad. Antes el lector de comics era un público entre infantil y adolescente. Ahora la mayoría de comparadores de comics son más bien coleccionistas. Personas que han rebasado la treintena y a los que no les vale con una grapa de veintipico páginas de o bien tortas y rayos, o bien charlas que no van a ninguna parte.

Para el lector adulto ya no tiene interés unos tipos anabolizados y unas mujeres siliconadas enfundados en disfraces de colorines. Esas historias ya no son creíbles ni hacen volar la imaginación. Al contrario, resultan aburridas. Las macrosagas en las que todo el mundo muere y luego resucita no hacen más que empeorarlo.

En el comic superheróico hay exceso de delirios cósmicos y el público ahora demanda otra cosa. Una buena historia bien contada y bien dibujada. Que haga soñar, sí, pero que no sepa a timo ni repita los mismos formatos una y otra vez.

fer1980 dijo...

Antes que nada Feliz año, por lo demás poco que añadir a tu reflexión, totalmente deacuerdo, los comics de supers de ahora no son malos, son repitivos y cansinos.

Ovidio dijo...

Más que de edad, creo que es cosa de "renovarse o morir", y si resulta que los superhéroes de las grandes editoriales no renuevan, pues te toca a ti hacer lo propio. Creo que de ahí mi hastío. Probablemente, cuando las cosas se asienten un poco, lleguen autores competentes y hayan menos crossovers, es muy posible mi vuelta a las colecciones que he dejado. Mientras tanto, probaré con otras cosas que, la verdad, me compensan más.

Pero es lo que dice fer, no es que sean malos, es que no aportan nada nuevo.

Ah, y feliz año a ambos. :D

Kike Anaya dijo...

Yo estoy a puntito de dejar Marvel por una temporada (ya dejé las colecciones de los Vengadores tras "Asedio" y haré lo propio con los mutantes tras "Advenimiento"), y de DC únicamente sigo a la Batfamilia, que me parece que ahora mismo, desde la "muerte" de Bruce Wayne, está en unos niveles de calidad bastante altos, tanto en guiones como en la parte gráfica.
Más allá de esto, sí que es cierto que me estoy centrando más en leer otro tipo de cómics, y llego a la misma conclusión que Fran G. Lara: busco cómics que me aporten algo más que grandes revoluciones y silicona y músculos. Historias tan sencillas como "Los leones de Bagdad" de Vaughan o "John Doe" de Recchioni me están aportando muchísimo más que el regreso de Magneto a los X-Men (otra vez???) o la muerte del Vigía (para colmo, uno que molaba de verdad, y van y se lo cargan).

Ovidio dijo...

Qué curioso Kike, yo sigo siendo fan incondicional de Bendis y seguiré sus Vengadores incluso tras Asedio, que a mí sí me están gustando mucho, pese a que reconozco sus errores. Pero es que éstos no pueden con los aciertos, que es simple entretenimiento que me tiene enganchado. Supongo que es algo así como la comida basura. XD

A los mutantes sí que no los aguanto, los he dejado incluso sin darle una oportunidad a Advenimiento. Ya me pillaré dicho crossover en tomo, si eso. Y de DC... ufff... pues como que me han acabado echando. Ni me gusta lo de Morrison en Batman ni me ha gustado la Noche Más Oscura. Pero es que encima ahora viene un cómic semanal que piensa repetir de nuevo el éxito de 52. Y no, que no les sale, que no pretendan liarme otra vez porque esos inventos funcionan bien una vez, pero nunca siempre.

En fin, que sigo en el redil, más o menos. Sigo los 4F de Hickman, el Lobezno de Aaron, los Vengadores y el Ultimate Spider-man de Bendis y... poco más. Algún que otro tomo de la editorial. Pero prefiero centrarme en cosas de Image, Vértigo, Dark Horse o demás independientes. ¡Quién me iba a decir que acabaría comprando hasta europeo! O_o