miércoles, 22 de abril de 2009

Libro acabado y a otra cosa

Ya acabé el libro de acuarelas y ha sido vendido, con un dinerito que me vendrá muy bien para largarme unos días a Barcelona con la excusa del Saló del Cómic. Los pocos dibujos que me quedan por subir los veréis estos días.

Y como no tengo más ganas de escribir, paso a comentar la película esta, más antigua que el mear, de las primeras de cuando nació el cine sonoro. De vampiros, ¿cómo no?

Ale, a ver qué os parece:

Vampyr.

Que conste que soy de los primeros que, a la hora de ver una película, acepta el contexto histórico en el que está ubicada. Lo digo por si alguien cree que la pongo a parir porque no comprendo su valor histórico.

Es decir, técnicamente es mágica, parece realizada por un ilusionista. Los juegos de sombras y formas con superposiciones de planos es magistral. De hecho, la parte de la visita del protagonista a la casa de la bruja vampira es irreprochable, perfecta de principio a fin e incluso perturbadora. Y el momento donde lo vemos todo desde el féretro también merece mención aparte.

¿El problema? Que narrativamente es un desastre, no se aprovechan las posibilidades del cine sonoro y se ralentiza inexcusablemente la trama con el texto del libro sobre vampiros, el cual resulta realmente innecesario y excesivo. No se comprende por qué parece una película muda cuando ya no debería serlo y que el director se encabezonara con hacer un filme a la antigua usanza. En otras palabras, se quedó anticuado antes de tiempo, y eso pasa factura.

Además, la fascinante ambientación se pierde por la mitad y desde luego no llega a superar ni por asomo a la magnífica Nosferatu de Murnau.

Saludos.

2 comentarios:

Pater dijo...

muy pocholo el dibu... granc color!

la peli que comentas, pues oye, ni idea de ella :P

saludos!

Ovidio dijo...

Gracias Pater. :D