miércoles, 18 de noviembre de 2009

Mangas: ¿Lectura oriental u occidental?


Leí, hace tiempo, en un blog una discusión que me dejó asombrado, más que nada por la ignorancia de algunos de los comentaristas que se atrevían, con toda su osadía, a calificar de elitistas, ilustrados y "tocapelotas" en general a todos aquellos que defendían la lectura oriental en los mangas editados en España.

Decían, así a grandes rasgos, que era un capricho del editor el publicar cómics en el sentido de lectura oriental, es decir, de atrás hacia delante, al revés todo: viñetas, bocadillos y páginas. Un capricho incomprensible para contentar a los otakus enfermizos que lo quieren todo tal como en su país de origen sin otro motivo que el fetichismo puro y duro. Echándoles la culpa de que muchos no lean mangas por culpa de ese incómodo método de lectura que no se adecua a las costumbres occidentales. Una burrada en ciernes.

Pensar eso es equivocarse, simple y llanamente, sin subjetivismo alguno.

Hay mucha gente que olvida que el cómic es la suma del dibujo y el escrito. Por tanto, muchos defienden la idea de que todo debe respetarse al milímetro, sin cambiar una coma y, por tanto, sin cambiar nada del dibujo, manteniendo la idea del autor, sin censurar, sin cortar viñetas, sin cambiar colores, sin añadidos extraños y un largo etc. Numerosas son las quejas si en, pongamos, un cómic americano vemos que se cambia una viñeta, si se añaden elementos para eliminar escenas gore o de desnudo, si se colocan mal los bocadillos... incluso hay quejas si se intercala mal el texto dentro de un bocadillo. ¡Incluso de si la fuente es la adecuada!

Pues bien, si somos quisquillosos con todo esto y nos gusta ver respetado al máximo el trabajo del dibujante, ¿por qué no nos importa que se volteen las páginas de un manga?

Porque, digámoslo claro, invertir horizontalmente un dibujo es echar abajo el trabajo del autor, alterando su estilo y composición de una manera atroz. En otras palabras, es incluso peor que todas las barbaridades que he enumerado arriba y que alteran tanto a los lectores que luego llaman elitistas a los que queremos el sentido de lectura oriental. No exagero, fijaros si es grande el error del invertido de página que pueden cambiarse los elementos de sitio: un parche pasa a estar en el otro ojo, un garfio en la otra mano, una esvástica pasa a ser el símbolo hindú de la reencarnación, un mechón de pelo pasa a estar a otro lado, un mapa coge una distribución curiosa, etc.

¿Y todo esto por qué? ¿Porque unos cuantos son incapaces de hacer el esfuerzo de leer en el sentido oriental? ¿Estamos locos? ¿Tan difícil es? Puede que al principio cueste, pero luego es tan sencillo como andar porque ni siquiera te das cuenta. Yo leo un cómic de superhéroes y, justo después, uno manga y ni me doy cuenta de que he cambiado de sentido de lectura. Es así de natural.

Pero no, muchos prefieren ver el trabajo del dibujante tirado por los suelos. Y como ejemplo, os dejo un dibujo en el sentido original (arriba) y luego invertido (abajo). Buscad las diferencias.

10 comentarios:

Jack Ryder dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jack Ryder dijo...

Polémica! Mola!

A ver, Ovi, me temo que debo estar en desacuerdo contigo, muchacho. Que coincidimos en lo de que las cosas cambien de sitio, sí (siempre me chocó de ese "Batman el Hijo de los Sueños" que Dos-Caras tuviera el lado malo en el otro sitio), pero creo que olvidas algunos otros factores.

Tú y yo sabemos que la composición de un dibujo la rigen muchos factores: la dirección que el dibujante quiere que siga la mirada del lector quizás sea el principal, seguida de a qué elementos le gustaría dar una mayor relevancia o, por qué no decirlo, el simple y llano orden de la narración visual. Por lo tanto, sí, alterar esa composición se carga el trabajo del autor. Ahora bien...

... ¿te has dado cuenta de que una buena cantidad de los factores que determinan una composición (los tres arriba mencionados, por poner algunos ejemplos) vienen a su vez condicionados por EL ORDEN DE LECTURA DEL RECEPTOR?

Te lo traduzco: partamos del supuesto, corrígeme si me equivoco, de que en tu dibujo de los X-Men la idea es irlos viendo a todos uno por uno hasta llegar a Cíclope, a la derecha y en primer plano. De esa forma los vas viendo a todos uno por uno, desde los que quizás tengan una menor relevancia hasta, indiscutiblemente, el líder del equipo que está ahí para velar por todos los demás. ¿Voy muy desencaminado?

Pues bien, dicha composición se va a hacer puñetas y a tomar por culo, en ese orden, si es un japonés quien observa el dibujo; ¿por qué? Por la simple razón de que las culturas orientales, o al menos muchas (no sé si todas, no me marcaré el farol), leen en sentido contrario a nosotros. Por lo que la imagen pasaría a ser "Cíclope, y a su lado todos los demás perdiendo protagonismo" (como tu segunda versión, vaya).

No lo estoy diciendo por decir. Conozco un caso en el que se intentó difundir la importancia de las vacunas en un territorio árabe por medio de arte secuencial (hombre enfermo->vacuna->hombre sano); fue todo un fracaso porque los árabes, como los japoneses, leen en sentido contrario... te puedes imaginar la impresión que les causó ese revolucionario concepto de la vacuna.

Así pues, plantéate esto: dado que el autor de un manga QUERÍA que la narración, tanto textual como visual, se leyera en un orden concreto... ¿cuál es la aberración? ¿Darle la vuelta para que el público occidental, que instintivamente lee de izquierda a derecha, pueda seguir la historia en el orden que quiso el autor? ¿O no darle la vuelta, echando a perder parte del sentido para el público occidental, sólo porque lo contrario atenta contra la obra original?

¿Qué querrías tú como dibujante? ¿Que todo el mundo pudiera entender tus obras de la forma que la entiendes tú, o que gente cuya cultura es diferente a la nuestra se tenga que esforzar para disfrutar del arte?





(Diossss, cómo echaba de menos estas oportunidades de tocar las pelotas XD Ah, el comentario anterior es mío... que me equivoqué en una cosa, ya la he corregido)

Ovidio dijo...

Pero tío, lo siento, todo tu argumento se viene abajo en cuanto te acostumbras a leer en el sentido oriental, entonces TODO SE ENTIENDE DE MARAVILLA, incluidos los ejemplos como lo de la vacuna que mencionas.

Así pues, el problema que mencionas, NO existe en cuanto te haces con el sentido de lectura oriental, que tampoco es tan difícil acostumbrarse, te sale natural en cuanto lees tres mangas como mucho.

Ovidio dijo...

Dicho de otra manera, parece que te creas que leemos los mangas de izquierda a derecha cuando los publican en su sentido original, y no es así, por lo que nada de lo que dices en tu tocho se sostiene. XD

Jack Ryder dijo...

Bueno, podría responderte que acabas de confirmar mi tocho (dices que todo esto se resuelve si el lector hace un esfuerzo añadido para poder entender la obra, que es justamente lo que he dicho yo), pero para no volver sobre lo mismo... Sé sincero, Ovidio Miguel. ¿Nunca, NI UNA SOLA VEZ, ni aún sabiendo en qué orden se tiene que leer un manga, te has tenido que releer una página, o aunque sea un par de viñetas, porque de pronto no les has encontrado el sentido y has descubierto con asombro que las has leído de izquierda a derecha por pura inercia?

Ovidio dijo...

Soy completamente sincero: NI UNA SOLA VEZ DESDE QUE ME ACOSTUMBRÉ he tenido que hacer el menor esfuerzo por entender algo narrativo en un manga publicado en su sentido original. NI UNA SOLA.

Ni que fuera tan difícil, lo que pasa es que comprendo que no sepas lo fácil que es si nunca lo has intentado siquiera.

Jack Ryder dijo...

Amigo mío, es que SÍ LO HE INTENTADO (que no me guste el manga no es algo que diga a la ligera, créeme, sé de lo que hablo). Pero de todas formas es que me lo sigues confirmando: "Desde que me acostumbré".

Es decir, que has tenido que acostumbrarte a una forma diferente de lectura sólo para que el manga publicado en el mismo sentido en el que fue dibujado no te resulte extraño. ¿Ves? Vuelvo a ganar (¿me pego ya?)

Ovidio dijo...

Macho, acostumbrarme me llevó como mucho un par de semanas. Pero disfrutarlo ya es toda la vida. Yo creo que compensa.

Pégate, anda. Aunque eso si te deja la tata. XD

fer1980 dijo...

Hombre he leido poco manga y la verdad es que me cuesta horrores, lo intento de verdad que si, Monster me esta gustanfo mucho, me parece una obra magninifica, pero cada X me pierdo, se que es culpa mia, se que debería esforzarme más, se que el manag DEBE salir así, pero chico, despues de Monster me temo que poco manga más voy a leer.

Ovidio dijo...

Pues no sé, yo te recomendaría insistir, fer1980, porque a mí también me costaba horrores al principio, pero ahora es que es automático, en serio, no me doy ni cuenta de que leo al revés, lo juro.

De hecho, se me hace rarísimo cuando leo un manga en el sentido occidental, hasta me cuesta más y me incomoda. :S