sábado, 1 de diciembre de 2007

Nos volvemos nipones 2: Bunny Tsukino

Pues eso, la llorona protagonista de Sailor Moon. Quizá un poquito detestable por sus niñerías y porque a la hora de la verdad son sus compañeras las que tienen que hacer frente al problema mientras ella se va a dormir a un rincón. La única vez que me sorprendió fue en la primera temporada cuando se enfrentó a Beryl, la gran villana final, siendo la única superviviente, cuando todo lo había perdido. Después de eso, no la he visto brillar con la misma valentía. De hecho, en la última temporada, cuando le toca derrotar a Galaxia... Dios, no recuerdo haber visto cosa más ridícula, cursi y patética en mi vida. Lo siento por los fans de la serie, pero solo las dos primeras temporadas, a mi juicio, merecían la pena.

Aunque claro, yo la tercera no la acabé de ver por desesperación. Y es que era un coñazo.

Ale, saludos.