miércoles, 23 de septiembre de 2009

Que se para el mundo, que yo me bajo - Respuesta a Vicente Molina Foix

Hace mucho, mucho tiempo, en una casa muy, muy lejana.

Un joven llamado Ovidio, propietario y autor de este blog, contaba con tan sólo unos nueve años a sus espaldas cuando su abuelo se encontraba grave en un Hospital y, por dicha razón, sus padres decidieron dejarle en casa de una tía que le cuidaría durante un mes o dos. En casa de dicha mujer, Ovidio veía innumerables libros, y pese a no tener todavía el interés y la paciencia necesarias para leerse obras como Robinson Crusoe o La Isla del Tesoro, comprobó entusiasmado que contaba con una adaptación en cómic dentro de esas curiosas ediciones de clásicos juveniles. Así pues, leyó dichos clásicos en su versión gráfica. Pasaron las semanas en esa casa y, un día imborrable en su mente, su tía se acercó a él, en tono autoritario, para decirle una frase que jamás se le olvidaría: -Ya dejarás de leer tebeos y de ver dibujitos para concentrarte en las letras de un buen libro, entonces sabrás lo que es disfrutar leyendo.

No la olvidaré jamás.

Lo que nunca supo mi tía es que esa frase haría mella en mí de una forma muy distinta a la que le habría gustado. He leído libros, posiblemente menos que muchos intelectuales o estudiantes de diversas carreras. He sido desde muy pequeño fan de Agatha Christie, siendo Diez Negritos mi obra favorita de la autora, he leído a Conan Doyle, me enamoré del Drácula de Bram Stoker, me quedé asombrado con el Frankenstein de Mary Shelley, me chifla la novela negra al estilo El Cartero llama Dos Veces o El Talento de Mr. Ripley. He leído American Psycho, El Silencio de los Corderos, Sueñan los androides con ovejas eléctricas, El Principito, el Lazarillo de Tormes... He leído, en definitiva, no las obras suficientes para ser un entendido en la materia, pero no se puede decir que no haya leído un libro en toda mi vida. Y sin embargo, en cómics he leído como diez veces más de lo que he leído en libros, y aún me quedo corto.

¿A qué se debe esto? Pues al simple hecho de que, por mucho que mi tía lo niegue, un cómic no es peor que un libro, no al menos en general, sino algo diferente y un arte como cualquier otro. La literatura tiene más bagaje, todo hay que decirlo, pero pretender hundir el arte secuencial es un absurdo, es de ser cerrado de miras y un profundo ignorante en la materia. Reducir al cómic en su vertiente más infantil sólo porque sea muy accesible para un infante es quedarse en la superficie. Sería el equivalente de afirmar que los libros son para niños sólo porque vienen ilustrados a todo color y se divierten con sus cuentos. No señor, como en la literatura, en el cómic se puede encontrar cualquier tema que se pretenda buscar, desde novela policiaca negra hasta crítica social, y como medio de expresión siempre será tan válido como la literatura, el cine, la pintura en los museos o el teatro. No obstante, el cine bebe mucho del cómic (y viceversa), sino que se lo pregunten a los encargados de las fases de preproducción y los storyboards en las grandes superproducciones cinematográficas, se llevarían una sorpresa.

Todo esto viene a cuento por un artículo que leí ayer completamente estupefacto. Se titula de una forma harto despectiva "Dibujos Animados" y me recordó mucho a las palabras de mi tía, que no necesitó las mismas clases que le han dado y ha dado el autor de semejante panfleto desacreditador: Vicente Molina Foix, para llegar a la misma conclusión que él.

Resulta sorprendente que un hombre tan culto como este, tan apegado a las artes y al estudio de las mismas, escriba semejantes palabras dirigiéndose de una manera tan simplista y superficial a un tipo de expresión artística que merece muchísimo más reconocimiento. ¿No sabe Molina que la escritura en cómic puede llegar a ser tan rica como en la literatura? ¿No comprende que esos dibujantes de monigotes (como tan alegremente los llama) trabajan duro para elaborar con un mimo, que ya quisieran muchos novelistas de hoy en día, una obra que requiere una documentación gráfica y escrita tan extensa que haría palidecer a un poeta? Lo confieso, ante semejantes falacias yo perdí los estribos, estuve incluso soltando palabras poco elegantes contra el autor en un foro. Pero es que en la prensa escrita profesional y seria no debería haber sitio para ataques tan incomprensibles como este, no sólo contra un arte, sino contra todo un sector, demostrando que no se sabe de lo que se escribe una vez más. La rabia dejó paso a la incredulidad, y ahora mismo, Sr. Molina, ha dejado paso a la lástima. Lástima que siento al ver que sigue habiendo gente que, no sólo cree que el cómic es para niños, sino que cualquier cosa con "dibujitos" lo es.

Sr. Molina, usted creerá que con sus años de experiencia y sus estudios ya nadie puede darle lecciones: Probablemente creerá que nadie, y menos un joven que sólo ha estudiado la carrera de Bellas Artes en Altea, debería dirigirse a usted en estos temas siquiera, y es muy probable que sepa mucho menos de Historia del Arte que usted, es posible que pueda darme muchas lecciones y enseñarme multitud de cosas. No me cabe ninguna duda, y yo estaría dispuesto a escucharle en todo lo que usted sea un experto en la materia. Pero por favor, no crea que los años y los estudios le otorgan la capacidad de hablar de todo con total propiedad, porque demuestra usted un desconocimiento absoluto del Nóveno Arte que hace aún más preocupante su participación en ese infausto artículo. Puede que usted esté desencantado porque sus libros, sus poemas o sus películas no tienen el reconocimiento deseado, pero no es motivo para atacar con esa mala bilis y ese tono tan altanero otro arte como es el cómic, que es más rico de lo que usted cree o jamás llegará a imaginar.

La vida, Sr. Molina, es un aprendizaje constante, aprenda de todo lo que le responden en su propio blog y en otros lugares a los que puede acceder tan sólo poniendo su nombre en el Google. Aprenda de autores como Gaiman, Moore, Straczinski, Jorodowski, Miller, Spiegelman, Goscinny, Hergé, Jan, Ellis, Morrison, Satrapi, Moebius... y comprobará que no están tan lejos de sus escritores favoritos.

O mejor, no lo compruebe, algo me dice que, pese a todo lo que puedan decirle al respecto, usted no sabrá apreciarlo. Y si es así, lo lamentaría profundamente. Siga pensando que cualquier cosa con dibujos que no esté expuesta en un museo es algo sólo para niños y luego piense en Duchamp, el mismo que puso un urinario con su firma en una exposición sólo para dar una lección sobre la libertad del medio expresivo del artista. Entonces no le costará, supongo, darse cuenta de la validez de los registros de un cómic para comprobar que es un medio tan apto como el escrito. ¿Puede expandir su mente o se quedó en el dadaismo para siempre?

Saludos.

14 comentarios:

Oneyros dijo...

Ovi, llevamos años igual y seguiremos años asi, es triste pero es cierto, la gente no ve mas alla y piensa que son cosas para niños y por tanto es de baja calidad.

Hay gente, si no me equivoco como Fernando Savater, que es de los pocos que defienden el comic como arte, y tienes razon, no literaura, sino algo distinto.

Todo se andara, y deja al Molina que diga lo que quiera

Ovidio dijo...

No, si yo dejarle le dejo, pero si no escribía la contrarréplica no me quedaba a gusto, oye.

Si es que me parece vergonzoso todo esto, y si no se ataca es peor. Yo creo que merece la pena soltar las cosas, argumentar sin insultar. Sobre todo en estos casos.

Jack Ryder dijo...

Tengo una duda.

¿Cómo creéis que reaccionaría este caballero, el señor Vicente Molina Foix, que tantísimo desprecio muestra por el comic y la animación... si le dijésemos que es clavadito clavadito a Anton Ego?

Ovidio dijo...

Y Jack nos demuestra, una vez más, por qué Pixar es mucho más que "chorraditas de plastilina". Me ha venido a la cabeza la imagen de Anton Ego probando el Ratatouille, no es difícil imaginarse paralelismos al respecto.

Gracias tío.

Oneyros dijo...

Pues entonces solo nos queda dejarle un comic que pueda evocarle recuerdos de infancia, opto por Shazam de Jeff Smith.

omy dijo...

Es el primer comentario que te dejo y espero que no sea el ultimo.
Yo me arrepiento de comenzar a leer comics tan tarde. Y le agradecerè eternamente al señor Ozimandias el meterme en este mundo. Antes, solo leia de vez en cuando Super Lopez y me leia algun manga que alguna persona me recomendaba.
He descubierto que el comic es un universo maravilloso. Que puedes perderte en cada una de sus viñetas y bocadillos, que puede estremecerte mas que una pelicula o una novela.
Es una pena que mucha gente piense como el pseudoculto ese de Foix, que como he dicho en mi comenatario a su blog, se dedica a hacer historias para amas de casa.A mi madre le calle la boca haciendole leer Maus,que aunque le costó leerla ya que no es asidua al formato, reconocio que es una buena historia.
besos.

Anónimo dijo...

Es una pena que siga habiendo gente de mente tan cerrada. En casos así siempre me acuerdo de un profesor de literatura que tuve en COU al que le gustaban bastante los comics y lo reconocía con bastante naturalidad, incluso había escrito algún que otro libro sobre ellos. http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Mar%C3%ADa_Conget
En fin, esperemos que detrás de pasitos atrás como este vengan pasos hacia delante para que nos tomen en serio de una vez.
Neikos

Ovidio dijo...

Neikos, Omy, (bienvenida) estoy de acuerdo con vuestros comentarios. Aunque ahora mismo creo que la peña se está pasando un poco en el blog del hombre este, que ha creado una nueva entrada y todo el mundo sigue soltándole cosas. No imaginaba tanto revuelo. O_O

Aunque eso demuestra un pequeño paso hacia delante, porque hasta el editor del periódico El Tiempo ha dejado unas declaraciones alegando no estar de acuerdo con Foix pero a la vez haciendo hincapié de la libertad de expresión.

Y Neikos, yo también conocí a un profesor (en mi caso, de Historia) al que le chiflan los cómics, he hablado de él en alguna ocasión.

Saludos.

Ciel dijo...

Adoro los comics... y no soporto a la gente que dice que son pa niños... grrr... son dibujos, pero eso no significa que sean para niños.
Para que esto no siga, supongo que habra que educar a los hijos para que estos distingan entre los dibujos para niños y los que no son para niños...

PD: habeis visto que el creador de Shin Chan se ha matado?

Saludazos Ovi!!

David dijo...

¡Qué porte! ¡Qué tronío! ¡Qué saber estar! Se nota que has arrasado con las reservas de valerina antes de ponerte a escribir. No en serio, has expresado magníficamennte lo que todos pensamos, pero no creo que nadie vaya a conseguir hacer cambiar de opinión al Sr. Patè de Foix, vista la cerrazón y el nivel de ignorancia demostrado en su columnita. Más bien al contrario, se armará de razones, ellos son así.

Soy lector de El País habitual y, de vez en cuando, me leo un articulillo del ínclito. Pero a partir de ahora voy a pasar la página.

Por cierto, no seais tan negatiivos. Creo que la consideración y el conocimiento del cómic en España ha avanzado una barbaridad en los últimos diez años. Sólo hay que ver que, por la sandez soltada por Foix, le han respondido cientos de voces en contra, muchas de ellas tan relevantes o más en el panorama cultural que la suya. Así que no andamos tan mal.

Jack Ryder dijo...

De todas formas es que yo creo que el problema de base que tiene este señor es que, quejándose de que se equiparen películas como Up con las grandes joyas del séptimo arte... cae en el mismo error al pensar que, dentro del comic, TODO es Mortadelo y Filemón.

Que hay comics para niños, hombre, claro que sí (Mortadelo cada vez menos, pero eso no quita que haya comics infantiles); pero vamos, que ya me dirá este señor en qué se parece un Don Mickey a un Sin City, no me jodas :P

Ovidio dijo...

Ciel, es tan simple como que en este país todavía hay muchísima gente que cree que algo de dibujines es algo infantil y punto. Sin ir más lejos, hace poco un colega friki que tengo me dijo que no iba a ver Up porque le parecía una "moñada". Si ya entre los que ven Ice Age 3 y demás zarandajas, desprecian a Pixar por sus propuestas... ya me dirás quien cree que ni siquiera Los Mundos de Coraline lo puede ver un adulto. Y Shin Chan es un gran ejemplo de serie para todos los públicos. Descanse en paz.

David, al Sr. Paté de Foix no le va a importar una mierda lo que le digan. Aún espero su respuesta en su blog, aunque tampoco con demasiadas ganas, pues fijo que se irá por los cerros de Úbeda, ya que en su propio intermedio predica por la libertad del "gusto", aún habiéndose expresado de una forma tan recalcitrante en su famoso texto escrito en el El Tiempo. Él alega no haber insultado cuando sus propias palabras siguen inmortalizadas y sirven como pruebas de su indudable cabreo por ver que un premio para un "dibujante de monigotes" es tan importante como el que recibe un novelista. Pura frustración, ya te digo. Por ello, está clarísimo lo que va a responder, se va a corregir hasta un punto, y creo que va a crear polémica otra vez.

Espero equivocarme.

Jack, tú mismo lo has dicho: ¿En qué se parece un "Don Miki" a un "Sin City"? Pues lo mismo que se parece un libro de "Barco de Vapor" a un "El Silencio de los Corderos". No hay más.

Saludos.

Dreamwalker dijo...

Sólo decir que se ha despertado en mí una gran ira al leer las ESTUPIDECES que ha escrito el señor Boix...

by Atx dijo...

Para quitarse el sombrero! Como ya te dije, lo cortés no quita lo valiente, muchos pensamos lo mismo cuando leímos la respuesta de este "señor"...
Un saludo!