viernes, 22 de julio de 2011

Vengadores Vol. 4 #1 a #6 - Los próximos Vengadores

Lo digo claramente desde el principio: aborrezco las historias de viajes en el tiempo. Son un descalabro en la mayoría de los casos, confusas y normalmente incoherentes, siendo realmente sencillo caer en la paradoja de turno que lo hunde todo. Sin embargo, confieso que cuando están bien hechas suelen leerse con agrado, interés y mucha curiosidad, ahí está la primera entrega de Regreso al futuro o la saga de X-men: Días del futuro pasado para demostrarlo. Por eso, cuando me dijeron que el guionista Brian Michael Bendis iba a meterse en el berenjenal de los viajes temporales, confieso que lo primero que sentí fue un sudor frío por la espalda. No sabía lo que me iba a encontrar en esta primera saga del título Los Vengadores, a secas, por primera vez en muchos años.

Sin entrar demasiado en detalles para no destripar nada relevante de la trama, diré que la cosa va sobre el retorno de Kang el conquistador, pidiendo ayuda porque los Próximos Vengadores, que vienen a ser los hijos de éstos en un futuro alternativo (sacados de una película de animación, por cierto), quieren asesinarlo y así destrozar el tejido temporal para siempre, provocando peligrosas mezclas entre dimensiones que podrían destruir la realidad misma. Para ser la primera aventura de este "nuevo" grupo, la verdad es que no podría ser más peliaguda.

Y lo cierto es que Bendis se las apaña para salir del paso con buena nota. El ritmo es quizá un poco torpe y existen demasiadas situaciones creadas solo para "molar" y poco más. Pero la historia en sí, la base y sobre la todo la forma en que está contada con esos saltos en el tiempo que tanto gustan al guionista funcionan a las mil maravillas. Por tanto, al final lo que encontramos es una saga quizá demasiado enrevesada para lo que es, pero sólida y repleta de momentos brillantes, en los que destaca sobre todo una solución final en forma de conversación que podría ser algo anticlimática para algunos, pero que no deja de ser ingeniosa y coherente con lo que nos contaban. Lástima que el dibujo venga de cargo de un John Romita Jr. muy poco inspirado y muy mal entintado por Klaus Janson, que resulta demasiado tosco y confuso en según qué viñetas (las grandes batallas se convierten en jeroglíficos donde todo se superpone sin perspectiva alguna), lo que no beneficia en absoluto a la trama. Menos mal que, pese a todo, sigue siendo un excelente narrador.

En otras palabras, Bendis se adapta bien al estilo clásico del título, ofreciendo una amenaza grandilocuente y mostrando situaciones peliagudas más allá del toque callejero del que nos tenía acostumbrados. Pero eso sí, sin abandonar su estilo. Por lo que la mezcla funciona, aunque no termina de cuajar del todo.

2 comentarios:

Ternin dijo...

Primera saga que se queda a medio gas- Esperaba más de Romita Jr y Bendis. No es una lectura que invite a seguir leyendo la serie, la verdad. Creo que es para puro seguidores de los vengadores. Un saludo

GokuJunior dijo...

Pues a mi no me ha gustado nada, me ha sobrado la mitad de los números en lo que lo único que hacen es liarse a ostias y Romita Jr. está peor que nunca. Y la serie solo va a peor.