martes, 16 de septiembre de 2008

Un viaje de perros

Que nadie se equivoque con el título, no es que haya sido un mal viaje, en absoluto. Pero es que he estado rodeado de perros, tanto de unos familiares como de unos amigos. Atentos a los nombres y al número: Bambi, Reina, Lola, Rover, Dea, Romeo, Tyson y Golfo. Con la aparición estelar del gato de Creeperillas: Chopin. XD

Ha sido un buen regreso a Algeciras, podría decirse que me fui con muy mala impresión por ciertos problemas en el Instituto (la ESO, es lo que tiene) y con los amigos los últimos años.

Pero este retorno ha hecho que todos los malos recuerdos queden sepultados por los buenos.

Tuve un reencuentro con dos viejos amigos paseando por el viejo barrio donde yo vivía (sigue tal cual, dios mío) y pude quedar de nuevo con Javi para conocer a sus amigos. Y todo sin contar con la familia, que se portó muy bien conmigo, sin olvidar al niño: Alejandro, al que debo ir a ver más a menudo, por lo que no volverán a pasar otros siete años para regresar a la ciudad andaluza.

Que me lo he pasado bien y me ha servido para comprobar que no tuve una infancia tan mala, y menos con reencuentros tan agradables como los que he tenido. He descubierto que las viejas amistades nunca mueren y que además tengo unos amigos geniales hoy en día, ya que se han acordado de mí, me han llamado (pero por problemas de cobertura no he podido responder) y me han mandado SMS. Gracias.

¡Un Saludo!