lunes, 13 de septiembre de 2010

True Blood Temporada 3 - Y llegó la decepción

True Blood me resultaba increíblemente entretenida e interesante, ya os comenté en anteriores post que estaba encantado con ese tratamiento encubierto dentro del género fantástico de algunos de los tabúes de la sociedad occidental actual con unos personajes carismáticos y tan bien desarrollados. No podía dejar de ver cada uno de los episodios, las tramas eran ocurrentes y primaba por encima de todo el desarrollo de los secundarios, siempre mirando hacia delante en cada una de las situaciones por las que pasaban, por mucho que éstas fueran irónicamente ácidas y repletas de humor negro. Es más, lo mejor es que enganchaba no por lo que ocurría, sino por las consecuencias. Al menos en sus dos primeras temporadas, claro.

Esta tercera comienza de maravilla, un secuestro de Compton y la aparición de nuevos vampiros que tienen mucho que decir. La sociedad vampírica se va perfilando cada vez más, vemos más reyes aparte de la de Louisiana, que ya conocimos en la temporada anterior, y además los hombres lobo hacen acto de presencia. Todo apunta a algo grande: guerra entre vampiros, un rey de Missisipi con hombres lobo en su poder, venganza por sucesos ocurridos en tiempos pretéritos, por fin sabemos qué es exactamente Sookie, un vampiro decide controlar a Tara, Jason quiere ser policía, Sam descubre quiénes son sus padres, el regreso de Lorena... Con todo esto, cualquiera diría que no íbamos a ver una bajada de calidad tras la sorpresa de los sucesos paranormales de la anterior y mejor temporada hasta el momento.

Por desgracia, no basta sólo con tener buenas ideas para presentar una buena historia, también hay que saber ejecutarlas. Ignoro si se debe a algún cambio en el equipo de la serie, no me he molestado en mirar si los guionistas han cambiado o simplemente los productores han metido prisa para finiquitar la temporada pronto. Lo que sí sé es que es muy brusca la bajada de calidad entre una y otra, sobre todo en lo que se refiere a la acumulación de tramas que se suceden sin ton ni son, ocurriendo cosas porque sí sin acabar de centrarse en ninguna. Lo peor es que los personajes han acabado irremediablemente dañados, han pasado de ser carismáticos a ser aburridos y monótonos. Tara, por ejemplo, ya no es la que era, es cierto que pasa por muchas fases, por situaciones realmente difíciles y dramáticas, pero lejos de que todo esto pueda significar algo, parece que estemos en todo momento presenciando lo muy mal que está y lo mucho que sufre sin más alicientes. Lo mismo ocurre con Sam, cuya familia acaba siendo intrascendente. Jason parece contraer cada vez más el síndrome "Homer Simpson", siendo cada vez más tonto y repelente. De los camareros del Merlotte´s Bar prefiero no hablar, porque son cada vez más surrealistas y hasta parecen caricaturizados. De todo el plantel de secundarios sólo salvaría a Jessica y a Hoyt, que prosiguen con su trama romántica nada pastelosa, creíble y realmente enternecedora. Probablemente la que mejor conserva el espíritu original de la serie.

Sookie y Bill son todo lo contrario, resultan más y más aburridos entre sus discusiones, descontentos y vuelta al ruedo. Una relación que ya recuerda a un mal culebrón venezolano que no va a ninguna parte y ya, desde luego, no resulta ni interesante ni creíble, ya no sostiene la serie. Con esa trama central dañada, el resto se cae. Los sucesos paranormales ya no resultan sorprendentes y los personajes nuevos poseen la regla no-escrita en la que deben ser o tener algo sobrenatural, por lo que acaba siendo frustrante que pretendan hacerte esperar una sorpresa que no es tal, porque ya lo ves venir con facilidad. Que eso es lo peor de todo, se ha roto por completo el sentido de la realidad en la serie, los elementos fantásticos ya son demasiados (la humanidad es una especie en extinción en esta serie, hasta los más normales acaban teniendo un pasado fantástico) y han sido metidos con calzador, la sutilidad se ha perdido y el factor sorpresa ha desaparecido por completo. En otras palabras, ya nada importa y los golpes de efecto o los giros (que son demasiados en esta temporada) se suceden sin orden ni concierto, sin dar respiro y sin aprovechar nada de lo que se ofrece sobre la mesa. Incluso la sociedad de vampiros es cada vez más absurda y no parece ni que puedan controlarse entre ellos. Todo es posible, pero para mal.

En otras palabras, una decepción y un cambio brusco con respecto a lo que estábamos viendo hasta el momento. ¿Dónde está el humor negro, el ingenio y el gusto por el detalle? ¿Dónde está True Blood y qué es esta serie de sucesos paranormales sin gracia?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues a mi es la que mas me a gustado... pero es logico, tengo una vision del tema opuesta a la tuya. para mi, la serie es una gran caricatura, que cuanto mas a pitorreo se toma a si misma y a sus personajes, mejor funciona, y es cuando se pone a intentar tocar temas mas serios, o cuando intenta escribir a sus personajes de una forma menos caricaturesca, cuando me parece que no funciona.

Ovidio dijo...

No sé, es difícil tomarse la serie como una caricatura cuando trata con tanto acierto los problemas de la adicción, la marginación, los vicios y cómo son captados por la sociedad, la ignorancia o la supremacía de una raza.

Es cierto que en algunos aspectos es caricatura, no lo niego, ahí están los hombres lobo para demostrarlo. Pero la misma figura de Godric y sus soberbios monólogos en la segunda temporada demuestran también que la serie, cuando quiere, se toma en serio a sí misma. Y además con mucho acierto. A la cabeza me viene también la muy agradable y bien resuelta relación entre Jessica y su humano.

Sin embargo, la tercera temporada me ha parecido todo caricatura y nada de sustancia. No tiene para nada ese equilibrio tan magnífico que se veía sobre todo en la segunda.

Además, por muy caricatura que fuera, resolver mal varias tramas, no aprovechar ni una, despreciar el potencial de los personajes y repetir una y otra vez la misma fórmula no es perdonable. Se tome en serio o no a sí misma. Creo yo.

FlorensDeArabia dijo...

por dios, me gustaria saber a quien le gusto ese final de Jason,penoso.
la historia de sookie directamente no coment!

Grisel Islas dijo...

También hay que mencionar que en la quinta temporada se recuperó la historia, y ahora espero a ver la séptima temporada!! Espero que esté igual de buena y si no, pues también la aceptaré porque ando super interesada en la serie!