miércoles, 1 de septiembre de 2010

Repaso del semestre 2010: Marvel (1)

Últimamente parece que sólo hable de los medios audiovisuales: que si cine por aquí, que si alguna serie por allá... Y he descuidado demasiado mi otra y principal afición: los cómics. La razón no es otra que la falta de temas de que hablar, el cómic mensual de grapa no da para dedicarle un post, y si tuviera que hablar de cada una de las sagas que leo me volvería loco. Pero mira por donde encuentro un día en Welcome to the Suck de mi colega Oneyros un post dedicado a las series que sigue mensualmente y me encanta la idea. Así pues, espero que no le importe que se la plagie, porque allá voy:

-Ultimates. Empezamos con el bodrio del semestre. Mira que me gustaron los dos primeros volúmenes de Millar, mira que iba advertido del despropósito de Loeb y por ello pasé de la colección en su momento, mira que ni siquiera me preocupé por Ultimatum. Pero la verdad es que nada me preparaba para el desastre argumental y de intenciones que estoy presenciando en esta nueva saga junto a Pacheco, que no sé si será por el entintador pero está más flojo que nunca. Si a esto sumamos a un Millar que parece más preocupado por provocar y soltar barbaridades que por escribir una historia interesante y coherente, pues diré que es lo peor que sigo estos meses. Para mí esta colección tiene los días contados.

-Ultimate Spider-man. El ying y el yang, si comparamos esta serie con la anterior. Esta colección de Brian Michael Bendis que comienza una nueva andadura tras el desastre de Ultimatum siempre ha sido bastante aceptable a todos los niveles. Unos personajes fascinantes que evolucionan, un mundillo alrededor del protagonista que nunca permanece quieto, unos villanos interesantes y con carisma, argumentos bien pensados y a largo plazo... Lo que se dice una serie a seguir. Hay que reconocer, sin embargo, que esta nueva andadura junto al genial Lafuente no está siendo la mejor, pero apunta maneras en cuanto a los cambios que está sufriendo el status quo de la serie. Habrá que permanecer atento a ella.

-Lobezno. Una serie que había dejado hace bastante tiempo y que la he retomado gracias a un guionista: Jason Aaron. Su serie de Weapon-X (editada en esta colección) es de lo mejorcito que pueda leer uno del canadiense de las garras en muchísimo tiempo. Sé que tampoco es mucho decir, pero lo cierto es que las sagas, aparte de ser variadas y muy autocontenidas, son excepcionales y nada típicas, es de lo más recomendable del mes. La otra serie que sale editada en esta cabecera no es ni por asomo tan buena, Lobezno Orígenes de Daniel Way. Sin embargo, sigue siendo mejor que lo que venía ofreciendo la serie en España y por lo menos se atreve a indagar en cabos sueltos de la continuidad del personaje, arreglando el despropósito que hizo Loeb con su pasado en Lobezno: Evolución. En definitiva, que la mezcla es algo irregular, pero comparado con lo que la serie venía ofreciendo... es un lujo.

-X-Force. He aquí la colección que no sé por qué sigo. Nunca me ha llegado a convencer del todo la gratuidad con la que es tratada aquí la violencia y las muertes a mansalva, con unos personajes pasados de rosca y un confuso dibujo de Crain que me está volviendo loco en el peor de los sentidos. Cuando dibuja Chen ya es otra cosa, pero lo cierto es que no sé qué rumbo pretende seguir la serie y han sido espantosos los crossovers: tanto la insoportable Guerra del mesías como Necrosha, que me parece la gemela fea de La noche más oscura (de Green Lantern). Si no fuera porque no queda mucho para que se vayan sus autores y vengan unos nuevos, ya la habría dejado hace un par de números.

-X-Factor. Me gustan las ideas de Peter David y los diálogos, así como los personajes de la serie. Lo malo es que el desarrollo de los argumentos está siendo excesivamente lento y poco atractivo, si a ello le sumamos un penoso grupo de dibujantes que no son capaces para nada de ensalzar la épica que la serie necesita o su toque noir... Encontraremos que estamos ante un caso bien extraño, una serie algo irregular que sin embargo tiene los golpes de efecto necesarios como para seguir con ella. Aparte, los personajes y su mundo evolucionan, lo que le da un plus de calidad que otras colecciones no tienen.

-X-men Legado. Temía que el nuevo enfoque con Pícara de protagonista afectara seriamente a la serie, y más tras haber leído tantas críticas negativas sobre dicho nuevo rumbo. Y es que esta colección es mi favorita de los mutantes desde que acabó El complejo de mesías, desde que Carey puso de protagonista a Xavier y se marcó una no muy extensa etapa que para mí ya debería permanecer en el recuerdo como una de las más redondas e interesantes que se haya visto en esta colección. Esta primera saga con Pícara y Emplaca de protagonista y antagonista respectivamente, no me ha defraudado, es más, me ha encantado y creo que el guionista sigue en racha, al menos por el momento. Ojalá no decaiga y siga siendo ese referente que muchos deberían seguir.

-Patrulla-X. La serie más polémica. A pocos gusta mucho y a muchos gusta poco. Yo soy el "ni fu ni fa", Fraction no me apasiona, ni muchísimo menos, pero tampoco me parece tan horrible o equiparable a Austen como dicen muchos. Es cierto que a veces se iguala a dicho guionista en cuanto a diálogos se refiere y que Greg Land como dibujante no ayuda nada. Pero si dijera que no estoy disfrutando la serie desde Utopía... lo cierto es que mentiría. Vale, algunos defectos siguen ahí, pero me gusta la manera en que se están enfocando algunas cosas y las ideas del guionista. El desarrollo y tratamiento de personajes no es perfecto, pero tampoco tan despreciable. Digamos que, por el momento, puedo darme con un canto en los dientes, sabiendo que al menos la disfruto, que es más de lo que puedo decir de otras series más valoradas.

Y eso es todo por hoy, próximamente la otra mitad de lo que sigo y la conclusión.

3 comentarios:

Oneyros dijo...

No disentimos tanto ni muchisimo menos!
tienes toda la razon respecto a Ultimates, pero en Ult spiderman no m parece ni muchisimo menos tan genial Lafuente

agente graves dijo...

No he leído ninguna de las que dices. Ultimates me la pillé pero cancelé el pedido a tiempo porque me lo pensé mejor. Ha recibido críticas tan malas que está visto que acerté. Del resto, sólo me interesa el Lobezno de Aaron, que acabará cayendo, y, en menor medida, X-Factor, de la cual leí los primeros 10 números y a pesar de su desarrollo desesperadamente lento me gustó por sus personajes y ágiles diálogos. Ultimate Spider-Man será la eterna colección pendiente en mi lista de lectura. Sé demasiados spoilers como para ponerme a leer una colección que lleva 150 números...

Lo que está claro es que esta forma de dirigir un universo comiquero no es para mí.

Ovidio dijo...

A mí Lafuente sí me gusta, la verdad.

En cuanto a Ultimates... huid de ella, huid insensatos.