viernes, 14 de octubre de 2011

DC: The New 52 - 14 de septiembre (2)

Grifter #1 

Este número no estaría del todo mal si al menos explicara algo de lo que ocurre en él. No es más que una persecución a gran escala, algo vertiginosa pero sin chicha ni gracia, aunque eso sí: bien dibujada. No profundizan en el personaje y la historia es, por el momento, prácticamente inexistente, no dan ni una simple pista de por dónde irá encaminado el argumento, ni quién es el enemigo, ni de qué pie cojea el protagonista, al que apenas lo conocemos (yo no he leído nunca nada de él) y aquí solo lo vemos, como ya he dicho, en problemas chungos, siendo perseguido por todo el mundo y en plan "búsqueda y captura vivo o muerto", tanto por unos como por otros. Así que con algo así, no sabría decir si es pronto para opinar o si realmente como número de presentación es un error. Yo me decanto por lo segundo, más que nada porque comprado, este cómic parece un gran timo. Está bien intentar mantener en suspense al lector, pero no a costa de ofrecerle... nada. 

Valoración: 4 / 10

Legion Lost #1

Me he quedado un poco traspuesto cuando he acabado la lectura de este rocambolesco número que hace honor a su nombre: el lector está tan perdido o más que los protagonistas. Digamos que no sabes nada sobre ellos, y la historia empieza por la mitad, solo sabiendo que los personajes son del futuro, que se han perdido en el tiempo y quieren volver. Tampoco es que sea demasiado complicado, pero como número de presentación para los no-lectores de la Legión Perdida es un desastre. Así que aquí los tenemos, en nuestra época y armándola gorda con jerga de ciencia ficción como solo Nicieza sabe escribir, es decir: de cualquier manera y liando aún más la marrana. No puedo decir que sea un numerazo, pero tampoco es basura. Especialmente porque el dibujo de Pete Woods resulta ser de lo más competente. El problema es que no deja con ganas de más. 

Valoración: 4,5 / 10 

Red Lanterns #1

Curioso, normalmente Milligan es bastante despreocupado escribiendo para el cómic mainstream más comercial, siempre ha dado lo mejor de sí en proyectos más personales y alejados de los superhéroes. Quizá por esto último haya conseguido hacer un primer número bastante competente, aunque no sea demasiado interesante por culpa de un concepto que ya era bastante penoso en el momento de su creación. Y es que todavía sigo esperando a un dibujante que sepa realmente cómo dibujar a estos Red Lanterns, con la sangre goteando de su boca, sí, pero que no parezcan estar bajo el agua. Deberían ser aterradores y poseer mucha presencia, pero hasta el momento solo parecen una versión gritona y segundona de los Sinestro Corps. Pese a todo, es un buen número de presentación. Sin alardes, pero se digna en profundizar en la figura de Atrocitus, y lo mejor de todo: la historia apunta a que veremos al primer humano del Cuerpo, sin contar a Hal Jordan (que fue breve y muy... absurdo). Lo dicho, no es una pasada, que digamos, pero es más competente de lo que uno cabría esperar. 

Valoración: 5,5 / 10 

 Resurrection Man #1

Curioso arranque para un personaje tan particular. Quizá por eso mola tanto, porque parece un superhéroe sin serlo, aunque comparte premisa con Grifter, por eso de ser un hombre perseguido por una organización misteriosa, con avión incluído (¿cómo es posible tanta semejanza?). Sin embargo, no se hace del todo redundante, precisamente porque Abnett y Lanning tienen mucha más habilidad a la hora de explotar la idea, con un toque más mágico y fantástico, sorprendiéndonos con un buen uso de las habilidades del protagonista y sus enemigos. Las cajetillas que revelan los pensamientos del personaje tienen más gracia, así como los diálogos y los diseños. Tiene mucho más potencial y no parece típico, aparte de que el cliffhanger deja con ganas de más. A esta le daré una oportunidad, que por tener tiene hasta un buen dibujo. 

Valoración: 7 / 10

Suicide Squad #1

Todo un número dedicado a la tortura de unos personajes que ni siquiera conocemos, supuestamente para ir presentándolos uno por uno. Lo grave es que algunos de ellos ni siquiera son reconocibles, como es el caso de Harley Quinn, que jamás ha actuado o hablado de esa forma (¿dónde está Paul Dini cuando lo necesitas?) y el resto tienen los típicos traumas estándar para personajes supuestamente violentos o perturbados. Y todas páginas dedicadas a presentar dolores y cajetillas de pensamiento que explican lo muy mal que lo están pasando y lo chungas que fueron sus vidas sirven solo para meter al equipo de lleno en una situación muy "cool" que recuerda negativamente a los malos cómics de Outsiders de Winnick. Sinceramente, tendrán que hacerlo mucho mejor para que esto siquiera interese. Y para colmo, con varios dibujantes, no malos, pero de estilos algo contrastados. Muy pobre. 

Valoración: 4 / 10

Superboy #1

El mejor cómic de Lobdell en todo este New 52, que tampoco es decir mucho. Y lamentablemente lo es simplemente porque es el que mejor acierta en su premisa, ofreciendo algo realmente nuevo que puede compensar los cambios de un personaje. El Superboy que conocíamos nació a partir del crossover de la Muerte de Superman, y ya en él se confirmó que era un producto de laboratorio, un clon del auténtico Superman. Poco después, Johns quiso, en los Titanes, revelar que el chico también tenía parte del ADN de Luthor. Esta mezcla es interesante, pero jamás se aprovechó. En esta colección, al menos el guionista sabe lo que tiene entre manos, la posibilidad de desarrollar algo más que una versión juvenil de Superman. Por ello, resulta interesante ver que no se trata del perfecto boy scout, y que además es consciente de su condición desde el principio. Solo por todo eso, esta serie tiene potencial, aunque le queda demostrarlo. El problema es que parece que va a estar demasiado ligada a otra mucho menos interesante. Para colmo, el dibujante, R. B. Silva, es cualquier cosa menos atractivo, por lo tanto visualmente la serie es, por ahora, muy pobre. 

Valoración: 5 / 10