domingo, 4 de septiembre de 2011

Cowboys & Aliens

Desde que se estrenó, esta película está teniendo unas críticas bastante negativas que casi me quitan las ganas de ir al cine a verla. Aún así, quise darle una oportunidad, creía realmente que Jon Favreau, el director, lo merecía, sobre todo tras haberme convencido con sus sendas adaptaciones de Iron Man, y además en esta ocasión viene acompañado con un reparto de gran categoría, con dos pesos pesados como Daniel Craig y Harrison Ford en papeles protagonistas, sin olvidar a Olivia Wilde o a Sam Rockwell de secundarios. Además, por si todo esto fuera poco, también podían vislumbrarse en el trailer unos muy buenos efectos especiales o un ambiente de western clásico muy conseguido. También apetecía ver un filme de acción y ciencia ficción con el que pasar un buen rato en una sala de cine, y pensaba que, al menos en la dirección, iba a quedar convencido con un buen ritmo y unas escenas convincentes. Eran demasiadas cosas en las que respaldarse si el guión fallaba estrepitosamente. 

Y aunque sea cierto que no es nada del otro mundo y está repleto de algún que otro tópico... joder, qué bien lo pasa uno viéndola. Decir esto último, para muchos es sinónimo de ser poco exigente, conformarse con poco o supone una razón muy subjetiva a la hora de valorar algo. Es posible, pero intentaré argumentar por qué creo que las críticas están siendo, en general, exageradamente injustas con este más que correcto blockbuster veraniego que, a la hora de la verdad, no tiene absolutamente nada que envidiar a otros mucho mejor valorados como Piratas del Caribe o algunas adaptaciones de superhéroes. 

Para empezar, la premisa funciona y es creíble dentro del contexto histórico de la película. El inicio es totalmente western, podría pasar perfectamente por un filme del género, con algunos personajes tópicos y otros no tanto. La ambientación está muy conseguida y los actores muy bien integrados, tanto que cuando llegan los primeros elementos de ciencia ficción, sorprende la irrupción de éstos y supone un fuerte contraste frente a lo que estábamos viendo hasta el momento. Ese giro argumental favorece que muchos de los personajes se vean obligados a cambiar a lo largo de la historia, tomando un papel diferente al que estaban destinados en un primer momento. Puede que algunos tengan algún que otro comportamiento previsible, pero no incoherente en absoluto y resulta interesante resaltar la forma en que evoluciona el personaje protagonista a medida que recupera la memoria y se implica en la gran batalla entre vaqueros y extraterrestres. Por no decir que el mensaje de "la unión hace la fuerza" está muy bien aprovechado dentro de su marco histórico y todos los recursos emocionales, aunque simples, funcionan y ofrecen variedad entre tanta escena cruda donde los enemigos no dan cuartel y logran incluso ser perturbadores en algunos momentos. Siendo esa, por otro lado, su mayor virtud: no se corta un pelo con la suciedad, la crudeza o la violencia, por lo que encontramos cierta verosimilitud que quizá no vemos en los pequeños detalles (se echan en falta algunas explicaciones, sobre todo para el personaje de Olivia Wilde), pero sí en su más que intensa puesta en escena.

En resumen, posee un excelente clímax (qué bien rueda la acción Favreau, sea western o ciencia ficción o ambas cosas), tiene muy buenos efectos, buenos diseños, un buen ritmo y un guión, aunque lleno de tópicos, más que efectivo que al menos dedica tiempo a los personajes y no insulta al espectador. ¿Qué más se puede pedir? ¿Podría ser mejor película? Por supuesto, pero con todo lo que ofrece ya es un entretenimiento seguro repleto de grandes virtudes que todo el mundo parece querer obviar. Con tanto hype la gente parece olvidar que a veces se realizan películas de este tipo, y hacía mucho tiempo que no se conseguía que lo típico resultara tan divertido o evasivo, como ocurre en este caso. En otras palabras, la película consigue divertir y hace muy cortas sus dos horas de duración. No es original, ni tampoco profunda, pero nunca pretendió otra cosa, en ningún momento engaña al espectador, da justo lo que dice ofrecer desde el mismísimo prólogo. 

Lo mismo me equivoco, pero algo me dice que será mejor considerada en un futuro, cuando pase el tiempo suficiente para que no la miren con lupa en cada milésima de segundo.

3 comentarios:

herb_b dijo...

a mi, digan lo que digan, me apetece. Fabrau a demostrado que se le da bien el rollo palomitero, Ford y Craig estan geniales en plan cowboys, y olivia esta preciosa, como siempre.

mi unica pega, es que viendo a estos dos caracterizados para una pelicula del oeste, sobre todo en el caso de Ford, me entran unas ganas tremendas de haberle visto en un autentico Western crepuscular de genero, con todas las letras, y casi que me da un poco de pensa que metan el rollo de los aliens de por medio.... pero vaya, aun asi, ganas de verla.

Ovidio dijo...

Si te sirve de consuelo, hay una primera media hora (casi tres cuartos) prácticamente western, rodada tal y como concebimos el género, sin cosas raras ni payasadas. Algo es algo.

Eso sí, no te apures, que lo mismo en un futuro nos sorprenden con un western con todas sus letras con alguno de estos dos de intérpretes. Sobre todo Craig, que todavía tiene mucha filmografía por delante.

Anónimo dijo...

vaya, aun tengo mas ganas de verla jaja, la tengo en mi lista desde que la anunciaron, aver si lo consigo pronto... y es una pena, porque peliculas buenas.....pocas, mira, acabo de ver transformers 3, aunque quizás era la uno XDXD. a pesar de que la primera no fue muy allá y la segunda un tanto menos..esta me ha gustado(aunque sólo para pasar el rato) quizás porque me esperaba bastante poco.... aunque me sorprendió con un pequeño giro inesperado.un par de sobredosis de acción que me llegan a aburrir y una trama muy predecible son ingredientes comunes de la saga;aun así me gustan,soy humano, y no muy especialito,por eso la recomiendo para una tarde libre