martes, 9 de diciembre de 2008

Dedicado a haibara_ana

Porque ya tocaba, que mira que le he estado dando vueltas a qué dibujo dedicarle. Además, que se lo merece, por invitarme ayer a pasar el día en su casa con SuperPJ y Hide. Y aprovechamos bien el tiempo, porque aparte de comer bien y jugar al último Guitar Hero nos vimos dos películas de vampiros, para redondear el puente. XD

Por eso le dedico a Claudia, de Entrevista con el Vampiro. Y ya de paso, la critico un poco:

Entrevista con el Vampiro es una de las películas más originales y más atractivas que he visto del género de los chupasangres. El paso de los años ha hecho mella en esta película, y no porque haya descendido su calidad o haya envejecido mal. No, es por culpa de la moda que ha dejado atrás, la de los vampiros modernos que son bueeenos y comprensiiivos, y tienen dudas existenciales y muchos problemas para sobrellevar su vida eterna y tal, y tal. En plan emo gotiquito forzado, no sé si me explico.

Ojo, no estoy criticando todo esto, es un tema la mar de interesante, y más si se rompe el esquema de bien/humanos (principalmente creyentes, hijos de Dios, etc, etc) contra el mal/vampiros (hijos de Satán, discípulos del Diablo, ángeles caídos...). Por lo que esta es una película muy interesante en este aspecto. Pero claro, el tema es interesantísimo en su novedad y sobre todo si está BIEN escrito y bien enfocado, por lo que Entrevista con el Vampiro sale ganando en este aspecto.

Además, hay una ambigüedad muy bien resuelta en todos los vampiros de la película. Desde el mismísimo protagonista hasta la misma Claudia, una niña que no tiene reparo alguno en sacrificar diferentes víctimas para saciar su sed de sangre. Siendo protagonista de algunas escenas donde se mezcla la ternura con el horror, destacando sobre todo su apego a las muñecas y su manera de obtenerlas.

Aunque el que se lleva la palma es Lestat, un vampiro como los de siempre, cruel y con un humor negro realmente peligroso. Interpretado por un Tom Cruise inspirado, el mejor papel que le he visto nunca, y con diferencia. Brad Pitt tampoco lo hace mal como el vampiro que cuenta su vida al periodista, pero se queda en un segundo plano al compararse con el resto de los secundarios, que acaban siendo más interesantes y curiosos.

En definitiva, que la recomiendo, no deja indiferente y tiene unas escenas para enmarcar y que se quedan grabadas en el recuerdo.

Saludos.

P.D. Hoy Héroes, nuevo capítulo de esta tercera temporada.