sábado, 13 de diciembre de 2008

Ultimátum a Hollywood

Por la falta de ideas, por los proyectos descuidados, adaptaciones penosas, remakes vergonzosos, actores desaprovechados, directores sin personalidad y todos esos tópicos que se suelen decir estos días. Pero es que vaya añito de decepciones, la verdad.

Con Ultimátum a la Tierra no me llevé una decepción, todo sea dicho. Pero porque en verdad no esperaba nada de la película. Y efectivamente, no había nada que esperar.

Keanu Reeves es un actor soso de la escuela de los "carapalo" junto a Orlando Bloom y Ben Affleck, entre muchos otros. Verlo de protagonista no hace que vaya corriendo a ver la película de turno, pero es que si tenemos en cuenta que dicho filme aprovecha su falta de expresividad con un personaje que precisamente debe ser así, la idea de que Reeves pueda dar el pego sin resultar doloroso en el papel (como no lo da en Constantine, por ejemplo) es probable. Así que, por esa razón, no me importaba ver Ultimátum a la Tierra.

El problema es cuando el director y el guión son aún más impersonales que el propio Reeves. Esta "nueva" película de invasión extraterrestre sucede de forma lineal y desde el primer momento en que aparece el extraterrestre sabes perfectamente qué es lo que va a ocurrir. ¿Por qué? Porque es un argumento manido, que hemos visto mil millones de veces y que está repetidísimo en los cómics. Como dijo SuperPJ: Ultimátum a la Tierra es la historia de Estela Plateada apiadándose de los humanos y salvándolos de su "amo". Si es que no hay más.

Pero aún así, se puede sacar tajada de un argumento manido, sino que se lo digan a la infravalorada Guerra de los Mundos de Steven Spielberg. Lo malo es que en esta ocasión no se preocupan en absoluto por ofrecer alguna escena memorable o un ritmo interesante. Al contrario, la película da vueltas, se hace lenta, se hace repetitiva y el mensaje ni siquiera entra por los ojos, no es siquiera convincente. A eso sumémosle los personajes planos, el desaprovechamiento brutal de Gort (por favor, ¿otra vez una humareda destructiva?) y un argumento plano sin ninguna sorpresa.

En fin, una película que no recomiendo a nadie.

A ver si me veo la antigua, que seguro que tiene, como dice mi antiguo profesor y amigo friki del instituto, algo más de chicha y limoná.

Pasad buen finde.

Saludos.

P.D. Me olvidaba de decir que la imagen no corresponde con la crítica, es un montaje de diferentes dibujos de la Hammer que he ido subiendo por aquí.