jueves, 18 de diciembre de 2008

Troya, esa película odiada

Recibo críticas sobre si escribo demasiado o que si uno es breve es mejor y más guay y tal. No miento al decir que no me salen esos tochazos porque los tengo planeados como tales, de hecho intento ser lo más escueto posible pero... Ya veis, me resulta imposible, hasta la introducción me sale larga, larga, larga... XD

En resumen, que me enrollo más que las persianas.

No obstante, quiero comentar la película de Troya, por si a alguien le interesa oír una opinión totalmente subjetiva y personal:

Troya es una película que odié profundamente en su momento. Quizá fue por culpa de Orlando Bloom, cuya sola presencia ya hacía que quisiera cortarme las venas. No obstante, por aquel entonces tres personitas (sí, si te sientes aludida es que tú eres una de ellas ¬¬) me comparaban con ese actor y me decían que era mejor que Johnny Depp en Piratas del Caribe, lo cual aumentaba mis ansias asesinas.

En todo caso, por aquel entonces me pensaba que la historia de Troya consistía en el famoso caballo de madera en el que se metieron para conquistar dicha ciudad. Estuve esperando ese momento como agua de mayo para verlo en la película a los diez minutos de acabar. Y para colmo, con el caballo de madera más irreal que haya visto jamás. ¿Tenían los griegos entre sus filas al antepasado de Tim Burton?

En todo caso, el mayor defecto que le encontré fue ese y algunos fallos más que hicieron la película algo aburrida. Sin embargo, cuando la he vuelto a ver, hace dos semanas o así cuando la estrenaron en la Primera, me he encontrado con el revisionado una película histórica correcta, no perfecta, pero sí mejor de lo que la recordaba.

Y es que hay que ser muy, pero que muy bueno para trasladar a la gran pantalla una historia tan extensa como la de Paris con Helena, Aquiles al mando de Agamenón y buscando venganza contra Héctor. A esto sumémosle la batalla campal en medio de la polis inconquistable, y necesitas como mínimo tres horas para contarlo todo. Lo peor es que la película no es que se quede corta... Es que se alarga demasiado entre (buenos) diálogos y al final lo terminan todo deprisa y corriendo.

Aparte, las licencias que se toman con el libro original... son demasiadas, con algunas "actualizaciones" ideológicas muy desafortunadas.

En fin, una película fallida pero, en cierto modo, mejor que muchas históricas que pueden verse en esta década.

Saludos.

4 comentarios:

Jack Ryder dijo...

Sí, sí, lo que tú digas. Pero Aquiles no deja de ser una madalena rubia corriendo.





(y si algún día me atrevo a intentar ver la película entera, quizás te responda con una crítica de verdad; pero de momento, te tendrás que contentar con el chiste tonto :P)

Ovidio dijo...

XD

Pues si no te gustó la primera mitad de la película... Te advierto que en el final todo sucede de una manera muy atropellada. Así que dudo que te guste más.

P.D. Ni se te ocurra decir que si al final hay coches, camiones, motos o autopistas. XD

Ternin dijo...

A mi me pareció un rollo. He intendo verla en otra ocasión, pero nada. Algo similar al Alejandro Magno de Oliver Stone

Ovidio dijo...

Ternin, la verdad es que si no puedes aceptar los problemas de Troya se hace difícil ver sus virtudes. Ojo, no justifico mi opinión por encima de la tuya, lo que quiero decir es que tener problemas de ritmo y de interpretación (mas que nada por los actores escogidos, que el único que destaca, para mi gusto, es Eric Bana como Héctor o Peter O´Toole) son grandes trabas para una película.

No diré que en el segundo revisionado me pareció una maravilla, pero sí una película histórica decentilla. Yo Alejandro Magno no la pude ni terminar de ver. XD