lunes, 15 de diciembre de 2008

Hoy por Betty Page y por Roberto Segura

Pues sí, en verdad tienen muy poco que ver y lo único que tienen en común en estos momentos... Es que no están con nosotros.

El día 4 de este mismo mes y sin que apenas se hicieran eco los medios de ello, Roberto Segura nos abandonó. El dibujante y guionista de la escuela Bruguera que creó a varios personajes como Rigoberto Picaporte, los Muchamarchas, La Panda o ¿Qué pasa, papá? A muchos les sonará a chino estos personajes, ya que datan de los años 80 para atrás. Pero es una lástima que este gran autor nunca alcanzara la fama de otros como Jan, el inimitable Ibáñez o Escobar (Manolo no, digo el de Zipi y Zape, eh). Tenía un talento para los chistes que ya quisieran para sí muchos de los autores de los Jueves. Y no lo digo porque éstos sean precisamente malos, no. En fin, que siga dibujando sus personajes donde sea que esté.

En cuanto a Betty Page, que nos dejó un poco más tarde: 11 de este mismo mes, muchísimo más conocida que el anterior (ya se sabe, lo patrio mientras no sea fútbol o cine que traspase nuestra frontera...), es la gran modelo de pin-ups de los años 50. Debo ser sincero, yo ni imaginaba que siguiera viva, de hecho me pilló por sorpresa su muerte. Y es que esta mujer fue un icono pop del siglo XX casi a la altura de Marilyn Monroe. Quizá algunos no recordéis su nombre, pero si os menciono a Clara de Noche, Dita Von Teese (la mujer de Marilyn Manson) o incluso Pilar Rubio (sí, la de Sé lo que Hicisteis)... la imagen que hay en vuestras cabezas es la mismísima Betty Page. Sí señores, todas ellas la han tomado de referencia. Debo decir que si admiro a esta mujer (aparte de por lo físico) es por el hecho de haberse apartado del mundo de los pin-up hasta el punto de no querer hacerse ninguna foto en ninguna entrevista, manteniéndose así, para los ojos del público, eternamente joven hasta el día de su muerte. Descanse en paz.

Y ya que estamos, mencionar a Javi de Inferno, que ya hace un año desde que nos dejó. No le olvidamos y seguimos añorándolo.

Bueno, menudo domingo de luto.

Un saludo.