miércoles, 5 de noviembre de 2008

Aranjuez y el Drácula de la Hammer

No tienen nada que ver, ni Aranjuez con Drácula, ni la Hammer con el Palacio Real de Aranjuez.

Pero vaya, que quería hablar de los dos temas. :p

Siguiendo con las crónicas del viaje de este fin de semana... Decir que nos levantamos a las 8 de la mañana, desayunamos y a las 10 ya estábamos en marcha, directos a Aranjuez. Allí, cogimos un Trenecito (sí, ese pequeño vehículo que emula un tren y te lleva de paseo con sus explicaciones de guía y demás) que resultó muy ameno y provechoso, ya que con él vimos muuucho terreno del Palacio Real.

Decir que me fascinó ver toda la parcela con la que contaban los Reyes por aquel entonces, con todas esas hectáreas, posesiones materiales y edificios de todo tipo. Dan ganas de hacer intrigas palaciegas sobre aquella época en plan ficticio, alterando un poco la Historia para crear tramas de suspense e intriga en semejante escenario. En fin, es inspirador.

Tras el viaje en el Trenecito (yiiiji) hicimos una parada en un quiosco, donde comimos fresas con nata y otra cosa más cuyo nombre no recuerdo. XD

Luego a comer en un restaurante y finalmente, de vuelta a casa en el bus, bien cómodos y nos pusieron 10.000, que me sigue pareciendo una película mala como pocas. Aunque antes nos pusieron Epic Movie, que es peor, pero fallaba y la tuvieron que cambiar.

Y aquí acaba el relato del viaje.

Ahora, decir que quiero ver... ¡¡Las películas de Drácula de la Hammer!!

Con lo malas que deben ser... Estoy loco, sí, pero es que las ví de pequeño con cierta fascinación y quiero rememorarlas. Además, ya he empezado viendo Horror of Dracula, que es más o menos fiel a la novela original. Bueno, más bien a la obra teatral basada en la novela, pero vaya, ya se entiende lo que quiero decir.

Ale, ya está bien por hoy. Saludos a todos.

P.D. A ver cuánto tardamos en demonizar al nuevo presidente de USA. Obama, te vigilamos.