martes, 25 de noviembre de 2008

Quantum of Solace (Ó Cuánto sol hace, según un amigo ¬¬)

Más que una crítica de la película, esto va a ser una crítica de las críticas de la película.

Me explico, es increíble la cantidad de gente que la está tirando por los suelos incluso antes de haberla visto, diciendo que esto no es una película de James Bond, sino una copia de cualquier título de la saga de Bourne. A esto tengo que decir... Qué poca cultura cinéfila tiene la gente. ¿Por qué? Es evidente que Bourne le ha sentado bien a Bond en cuanto a lavado de cara, pero pretender que haya sido la panacea del cine de acción y que todo lo que se le parezca ya es copia... Media un abismo. Porque señores, Bourne NO ha inventado el cine de acción, y antes de decir quién ha copiado el estilo de quien, por favor, véanse primero títulos de Bond como Desde Rusia con amor o Al Servicio de su Majestad, que contiene escenas tan crudas y realistas como las que podemos ver en la saga del señor Matt Damon.

Es que a uno se le hinchan las narices con comentarios como ese, como si Bond fuera de hace cinco años.

Luego está eso de que este no es Bond porque los malos malísimos no quieren conquistar el mundo, no hay gadgets espectaculares (que quedaron desfasados desde la entrada de los móviles y diferentes armas encubiertas que existen en el mundo real, pero bueno) o que Bond no folla con toda tía que ve por ahí. Claro, es que Bond no puede ser otra cosa, como que esta vez no están siendo más fieles a las novelas que vinieron antes que las películas, que iban más a su aire.

Vamos a ver, es cuestión de modas, tanta fantasía de espionaje no se lleva hoy en día, se ha demostrado con la nula expectación que causaban las películas de Pierce Brosnan. Goldeneye funcionó bien, pero a cada nueva que sacaban iban cuesta abajo. Y digan lo que digan, Casino Royale se pule a cualquier película de Brosnan, tanto en argumento como en el desarrollo o en las escenas de acción. Así que poner mal Quantum of Solace porque no tiene la parafernalia de Bond de los años 60... Como que lo veo una pérdida de tiempo.

Además, en esta secuela directa de Casino Royale prima el espionaje, priman las escenas de acción y vemos un Bond totalmente auténtico en cuanto a la elegancia y los comentarios sarcásticos.

Que esa es otra, dicen que Craig solo es un mulo a lo Terminator. Sí, claro, y yo soy Leonardo DiCaprio porque dibujo igual que él en Titánic, no te jode...

En fin, que no me quiero extender más, pero quiero decir que Quantum of Solace es una secuela digna de Casino Royale que no llega al nivel de ésta pero supera a una gran mayoría de películas de acción. Sus únicos defectos son un ritmo algo repetitivo (acción, relax, acción, relax y así sucesivamente) y unos villanos que no están a la altura del carisma del protagonista. Pero son defectos menores frente a una trama política de venganza con momentos geniales como el enfrentamiento de Bond a... Uy, mejor no lo cuento. :p

¡Id a verla, coñoya!

Saludos.